QUIEN NO PUBLICA ES PORQUE NO QUIERE (SEGUNDA PARTE)

Segunda parte de la reflexión del escritor Lluís Anton Baulenas sobre la autoedición en el periodico ARA. Os dejamos traducción y link al artículo original.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ir contra corriente
La semana pasada hablamos de la facilidad de autoeditarse con la tecnología digital. Hoy vamos a hacer un homenaje a uno de los pioneros: Stephen King, uno de los mejores escriptores universales de terror o cienciaficción de todos los tiempos. Stepehn King es un fenómeno literário, cultural i…económico. En su mejor época, cada vez que tenía una idea el editor le avanzaba diez millones de dólares. Se lo podia, y se lo puede permitir todo. En la introducción de su libro de relatos Todo es definitivo (2002) ja explicaba que le gustaba jugar con las novedades técnicas y creativas. Eso lo llevó a ser el primero en comercializar novelas a través de Internet. Hizo una prueba en marzo del 2000. Publicó el relato Riding the bullet solo en versión electrónica. Vendió 500.000 unidades a 2,5 dólares cadaúna. En este primer intento de publicación en la red todavía intervino logísticamente la editorial Simon & Schuster. En vista del éxito, King lo provó solo, unos quantos meses más tarde. En diciembre de 2000 colgó en Internet el primer capítulo de The plant. Puso una condición: que un mínimo del 75 por ciento de los lectores que se descargasen ese capítulo le enviaran un dólar. Se lo bajaron 120.000 lectores, de los que solo el 46 por ciento pagaron el dolar. No obstante, King siguió adelante. Abandonó al capítulo 6, cuando solo tenía 40.000 seguidores (prácticamente ya no pagaba nadie). El fracaso se explicó por las dificultades logísticas (King necesitaba un secretario solo para tramitar los miles de sobres postales que le llegaban con un dolar) técnicas  (servidor colapsado) y de falta de promoción sin ayuda de la editorialSi lo miramos con perspectiva. todavía añadiríamos un cuarto problema. el más actual: la incomodidad de leer literatura en el ordenador (los lectores electrónicos todavía no existían).

Autoeditémonos, que el mundo se acaba
La autoedición en libro de papel ha existido toda la vida. Ara vemos que laa diferencia entre autoeditarse en papel o en digital son abismales. El papel sale perdiendo claramente: el libro autoeditado de esta forma es caro y tiene una distribución penosa. Es uno de los efectos colaterales que nos ha llevado el libro electrónico: la autoedición en este soporte se ha convertido, contrariamente a la hecha en papel, muy facil de hacer (hay programas gratuitos que te ayudan) y susceptible de ser ofrecida al público general con unas mínimas garantías de visibilidad.Sin intermediarios entre el consumidor i el productor para bajar costes ( y producir más beneficios). No hay colo, entonces.
La única coincidencia entre la mayoría de los autoeditados en papel y los autoeditados en formato digial es el deseo, en caso de éxito, de dar el salto a una gran editorial. De la misma manera que los autores más o menos assentados, almenos los españoles, no parecen, por ahora, muy atraídos por dejar su vínculo editorial ym confiando en su nombre y en sus historias, lanzarse solos al mar de la autoedición.

Anuncis

El secret dels bons homes

el secret dels bons homesXavier Garcia Asquerda
Publicado por primera vez en 2010
Novela en catalán

<<… —Sé el que està pensant. Jo també vaig veure el cadàver -va dir Corso-. De fet, en llegir el seu article i saber que Benito Rojo encara era viu, vaig anar directe a la residència. No vaig ser-hi a temps…, quan vaig arribar feia poc que era mort. A l’ex milicià el van matar, i si somreia…, si somreia, senyor Sandoval, és perquè el seu assassí no va aconseguir arrabassar-li el secret que guardava, perquè estava tranquil d’haver-lo confiat a algú. A vostè. No, no cal que digui res… Sé que farà el correcte, i jo seré al seu costat per ajudar-lo quan calgui…, si vol. Comenci la recerca del Secret dels Bons Homes, senyor Sandoval, abans que ells el trobin a vostè.>>

Héctor Sandoval, un periodista en pleno declive profesional, recibe el encargo de escribir un artículo de interés social en un geriátrico que acoje a veteranos republicanos de la guerra civil española. Allí conoce a Benito Rojo, un ex miliciano, que durante la entrevista que mantiene con el periodista, le hace una rebelación que llevará a Sandoval a enfrentarse a uno de los misterios más bien guardados de la historia de nuestro país. Un secreto que nace cuando uno de los nobles cátaros ponen a salvo su bien más preciado después de la caida de Montsegur, y que Héctor tendrá que resolver adentrándose en detalles de nuestra história: el esplendor de la Barcelona modernista, la guerra civil española, y el infierno que sufrieron los deportados republicanos en el campo de concentración de Mauthausen.

Entrevista a Mireia Vancells

Mireia Vancells & EL SECRET DE LA GERMANDA BNMireia Vancells autopublicó El secret de la germandat en 2009 después de presentar el manuscrito a muchísimas editoriales sin resultado. Des de entonces ha vendido más de 7.000 ejemplares. Hemos hablado con ella de su experiencia.

¿Cuándo empieza tu andadura literaria?
Siempre me había gustado escribir, pero fue en el año 2008 -yo tenía 43 años- en que, por circunstancias de la vida, me llegó una idea que arraigó muy profundo en mi mente y en mi corazón, y tuve muchas ganas de trabajarla y explicarla en forma de novela. Escribí Negra memoria en tres meses. Cuando la terminé, noté que había hecho algo que podía acercarse a lo que entendemos por literatura.

¿Por qué decidiste autoeditarte?
Esa primera novela que nació en 2008 la imprimí en folios y la di a leer a amistades y familiares, y a todo el mundo le encantaba, pero tuvo un recorrido penoso cuando intenté publicarla a través de una editorial convencional. La envié a una docena de editoriales catalanas, a una quincena de agencias literarias y la presenté a varios premios. No gané ninguno de esos premios, y las respuestas que me llegaba de las editoriales y de los agentes siempre era la misma: no estamos interesados en publicar la obra de un autor desconocido. Mientras ese proceso doloroso y frustrante tenía lugar, yo tuve muchas dudas sobre si Negra memoria tenía futuro, sobre si mis amistades y familia me habían leído con demasiado cariño, y sobre todo dudas respecto a si lo que yo escribía iba a interesar de verdad a alguien. Se me ocurrió la idea de escribir otra novela, El secret de la germandat,  y autoeditarla en papel para su venta por internet, y en libro electrónico para su descarga gratuita, a ver qué pasaba. Para experimentar, para darme a conocer, en definitiva para probar.

¿Fue fácil para ti?
Desde el punto de vista técnico, autoeditar un libro no tiene dificultad. Hay algunos portales de internet que facilitan esta labor y el proceso no requiere gastos, únicamente el trámite del ISBN tiene un coste y es indispensable para poder vender luego tu libro en papel. El portal Bubok, con el que autopubliqué, se ocupó de este trámite muy rápidamente. Por lo demás, todo es bastante fácil hasta que el libro te llega a las manos. El gran reto entonces es dar a conocer tu obra y difundirla. Eso sí tuvo una notable dificultad.

¿Cuál ha sido tu experiencia?
El secret de la germandat tuvo un gran éxito de lectores. Vendí casi 600 en papel y actualmente llevo más de 6.000 descargas del e-book, lo cual es una heroicidad para una novela en catalán. Estoy feliz de haber autoeditado El secret de la germandat porque con ella pude darme a conocer y ganar lectores y buenas críticas. Siempre daré las gracias por haber tenido la idea, porque a raíz del éxito de El secret… un gran número de lectores están ansiosos por leer más libros míos, cosa que me convierte en apetecible fichaje para cualquier editorial catalana. Ahora soy yo quien elige editor de entre las numerosas ofertas que recibo para mis nuevos trabajos.

¿Cuál crees que es el secreto del éxito de tu novela?
Es histórica y de aventuras y explica una historia con dos narradores que se van alternando, en una trama de muchísima intriga. Todos mis lectores coinciden en que es una novela que engancha, que pide ser devorada, que no se puede dejar porque las ganas de saber constantemente qué pasará te llevan a leerla sin descanso. Eso es lo que me dicen los lectores. Ese mensaje es el que ha generado un potente boca-boca.

¿Te planteas editarla en otros idiomas?
Puede que lo haga, aunque de momento no tengo tiempo de planteármelo.

¿Que es lo mejor y lo peor de autoeditarte?
Lo mejor, la libertad, el hecho de provocar que a tu libro «le pasen cosas», que es para lo que lo has escrito. Consigues controlar tu todo el proceso de principio a fin, no tienes jefes y tienes el mando de la situación. Lo peor es la distribución. La gente todavía va a la librería a preguntar por los libros, no existe, de momento, un canal lo suficientemente popular como para sustituir el tradicional de distribución.

¿Volverías a hacerlo?
No descarto volver a autoeditar. Tengo muchas novelas escritas y a lo mejor autopublico alguna.

¿Después de autoeditarte, has publicado otras novelas con editoriales, no?
En 2013 publiqué por fin Negra memòria con Cossetània, una editorial convencional. La novela está obteniendo tantas ventas que hará falta hacer una segunda edición bien pronto.

¿La autoedición te ha ayudado a publicar con ellas?
Sí, porque una novela que gusta hace que los lectores pregunten por ti en las librerías, porque quieren saber si hay más libros tuyos a la venta. En mi caso puedo aventurar que centenares de personas han ido a una librería a preguntar por mi. Esas peticiones (de tu título, o de ti como autor) pasan a través de un sistema informático a las distribuidoras y a las editoriales, que detectan que hay mercado para un autor en concreto. En este mundo tecnológico en el que vivimos, queda constancia de todo. Eso hace que ahora las editoriales se interesen por mi obra. Ya no soy un autor desconocido, como antes de autoeditar, sino que soy una autora con miles de lectores que quieren volver a disfrutar de ese placer tan íntimo y gratificante, como es que te expliquen una buena historia que te mueva por dentro.

¿Por qué crees que la autoedición está mal vista?
Sí que lo está, aunque cada vez menos. Supongo que porque a las editoriales convencionales no les interesa porque les hace la competencia, y ayudan a crear esa especie de mala reputación. También debe haber mucho libro malo autoeditado, no sé. Recuerdo que, al principio, cuando hube autoeditado El secret de la germandat y me dedicaba a promocionar el libro en la prensa tradicional (emisoras de radio, periódicos, productoras de televisión) me respondían simplemente que no se hacían eco de novelas autoeditadas y ni siquiera se leían un capítulo. Se disculpaban diciendo que las novelas autoeditadas no pasan el filtro de ningún editor. A mi me ofendía un poco esta respuesta, porque antes de que mi novela viese la luz la hice leer a mucha gente, la hice corregir y revisar por una filóloga, y la maquetación y la edición -de las cuales me ocupé personalmente- no tenían nada que envidiar a las de los libros de toda la vida. Afortunadamente hubo medios que sí me dieron una oportunidad, y les estaré eternamente agradecida.

¿Tú lees libros autoeditados?
He leído alguno, sí

 ¿Algún nuevo proyecto a la vista?
Siempre estoy con proyectos nuevos. Cuando termino una novela, siempre tengo la siguiente en mente y en seguida me pongo a escribir un nuevo libro. Mi cabeza y mi creatividad nunca paran.

Gracias Mireia. Hasta Pronto.