Arxiu de la categoria: Entrevistas

Entrevista a Nieves García Bautista

“Ahora, gracias a la autopublicación, ser escritora es una realidad.”

Nieves García Bautista esá escribienodo su cuarta novela después del gran éxito de sus libros anteriores, todos autopublicados. Se dió a conocer con El amor huele a café, entre los más vendidos de Amazon durante semanas, y el éxito la ha acompañado también con La mensajera de los sueños imposibles, la história mágica y commovedora de una chica muy especial que lucha por desahacerse de los fantasmas del pasado y conseguir la felicidad.
Selfing a hablado con ella. 

¿Donde nace la història de La mensajera de los sueños impossibles?
Después de lanzar El amor huele a café, y de que esta novela tuviera aceptación, me animé. Si el ‘café’ lo escribí de una manera espontánea, como un reto (a ver si consigo imaginar una trama y unos personajes, a ver si logro sentarme delante del ordenador, a ver si termino la historia…), La mensajera es una novela más planeada. Quería también, en este segundo trabajo, alejarme de lo cotidiano y contar la vida de una mujer que fuera extraordinaria.

“Ha habido quien me ha señalado a la cinematográfica Amèlie Polain como fuente de inspiración y puede que no ande desacertado; lo cierto es que esa película es de mis favoritas.”

la mensajera de los sueños¿Quien te inspiro a la protagonista Marie Toulan?
Para dar vida a esa mujer especial, me inspiré en el tipo de heroína que a veces encuentro en los libros, pero para alejarme de ella. Me refiero a esa mujer sin estudios, pero muy inteligente, incomprendida y apaleada que finalmente sale victoriosa, es decir, casada, rica y reconocida socialmente. No quería eso, sino que me inclinaba por una chica con mucha capacidad, sí, pero que no necesita alardear, solitaria pero solidaria, con defectos y dudas, y con un objetivo por cumplir a toda costa. Ha habido quien me ha señalado a la cinematográfica Amèlie Polain como fuente de inspiración y puede que no ande desacertado; lo cierto es que esa película es de mis favoritas.

Marie es una chica muy especial que reparte el correo en Madrid Mientras sueña con llevar buenas notícies dentro de los sobres. Sin duda una manera muy màgica de ver la profesión de cartero.
Forma parte de la personalidad especial de Marie. No es una chica al uso, por eso piensa y actúa de manera diferente. Marie, desde muy pequeña, se creó un mundo que moldeó para dar cabida a su sensibilidad o a su necesidad de escapar del entorno que le había tocado. Es un mundo que sabe que no es real, pero es donde mejor se encuentra. O eso cree, hasta que conoce a Lana y Olivier.

Esta magia cotidiana creo que es uno de los sellos de tus novelas. ¿Es así?
Ojalá eso sea verdad. No niego que mi intención al escribir, en general, es la de hacer brillar algunas situaciones cotidianas, convertirlas en algo único.

“Todos llevamos una carga genética que nos condiciona, pero el entorno desempeña un papel fundamental para dirigir esos genes en un sentido u otro.”


Como el pasado nos influye y determina como somos. Un planteamiento muy interesante para una historia que pone el foco de atención en la evolución de los personajes
.
Esa sí que es una característica de mis historias. Todos llevamos una carga genética que nos condiciona, pero el entorno desempeña un papel fundamental para dirigir esos genes en un sentido u otro. De todos modos, cada cual es responsable de sus actos y sus palabras.

A parte de Marie la novel·la tiene un montón de personajes, ¿te inspiras en tu entorno para crearlos?
En ‘El amor huele a café’ es donde he volcado más experiencia propia y ajena. Soy muy observadora (léase, muy cotilla), y siempre estoy pendiente de las conversaciones, gestos y comportamientos de los demás. En el caso de La mensajera, de El amor sabe a chocolate, y en el de la novela que ahora estoy escribiendo, creo que hay menos base real y más imaginación. No conozco, por desgracia,  a ninguna Marie, ninguna Yasmina, ninguna Claudia, ningún Peter, ningún don Íñigo, ningún Olivier.

Nieves Garcia Bautista 3¿Que referentes hay en tu literatura?
Hay referentes reales, cinematográficos, musicales, fotográficos… Si hablamos de gustos literarios, me encantan la literatura suramericana, española y francesa, adoro a García Márquez y a Lorca, me fascina Los miserables, me marcaron las mujeres de Madame Bovary, La feria de las vanidades, Anna Karenina y La Regenta. Ojalá se me haya pegado algo de todo ello.

Esta es la segunda novela que te autopublicas. ¿Porque has escogido este camino? ¿Como te ha ido hasta ahora?
Conocía muy de cerca la experiencia de otros dos autores (Fernando Trujillo y César García Muñoz). Ellos ya habían autopublicado varios títulos en las plataformas digitales y me insistieron para que lo intentara. La verdad es que no me arrepiento. Gracias a la autopublicación, puedo lanzar novelas al ritmo que desee, y están disponibles permanentemente; he conseguido lectores que se arriesgan a continuar leyéndome y me suministran combustible para que yo siga en esto; y gracias también a la autopublicación, una editorial como Suma de Letras ha sacado en papel El amor huele a café (en enero de 2015) y también publicará La mensajera de los sueños imposibles (a principios de 2016). Alguna vez soñé con ser escritora, pero no puse mucho empeño en ello porque por entonces pensaba que eso era como pretender ser actriz, cantante o modelo. Sin embargo, ahora, gracias a la autopublicación, ser escritora es una realidad.

¿La autoedición es una alternativa o cada vez más una primera opción?
Para mí siempre fue mi primera opción, y continúa siéndolo. Si hay una editorial que se fija en mis novelas y le apetece publicarlas, estupendo; si no, no hay problema. Mi objetivo nunca ha sido entrar en el catálogo de esta u otra editorial, sino que me lean, cuanta más gente mejor, y eso es más fácil con la autopublicación digital.

“La literatura no cambia mucho, al menos en lo básico: siempre hay alguien que necesita contar algo y siempre habrá alguien dispuesto a prestar atención a ese algo.”


El amor huele a cafe¿Como ves el futuro de la literatura?
La literatura no cambia mucho, al menos en lo básico: siempre hay alguien que necesita contar algo y siempre habrá alguien dispuesto a prestar atención a ese algo. Lo que cambia es la forma de transmisión. Puede ser la pared de una caverna, un pergamino, la alocución en una plaza, un libro o un dispositivo digital. Qué más da. Sigue siendo literatura, sigue habiendo una voz que narra y un público que se entretiene.

Si me preguntas por las consecuencias del soporte digital, creo que ha propiciado la lectura, que la gente se acerque a los “libros” y, oh, sorpresa, ¡la experiencia les ha gustado! Eso es indudablemente bueno, incluso a pesar de (o gracias a) la piratería. Del lado del autor, el entorno digital le permite autopublicar y hacer llegar sus historias a esos lectores. Eso tampoco puede ser malo, digan lo que digan. El público ya se encargará de elevar a ese escritor a los cielos o hundirlo para siempre. Hay quienes demonizan los bestsellers y automáticamente los tachan de malos. Yo pienso que cuando una obra gusta a tanta gente, por algo será. Por otro lado, hay literatura para todos los gustos y momentos, no me parece que haya que leer siempre a Kafka, por ejemplo. Además, toda persona que dedica su tiempo libre a leer (me da igual qué lee), siempre estará realizando una inversión para enriquecer su alma.

Del lado de las editoriales, el asunto se torna complejo. Su negocio se está torciendo y no saben cómo enderezarlo. Les gustaría que la lectura continuara siendo en papel, que hubiera distribuidores y libreros, pero, en mi opinión, intentar detener el avance del soporte digital es como ponerle puertas al mar. Aún tendrá que pasar mucho tiempo, pero puede ser que en el futuro (cuando los niños de hoy sean adultos y los adultos de hoy seamos esquelas), los libros en papel pasen a considerarse joyas que uno compra cuando le ha encantado un título en digital. En ese caso, quizá las ediciones estén más elaboradas y los libros en papel se encarezcan. Aunque para entonces, quizá haya salido otro soporte que lo ponga todo patas arriba.

¿Tienes algun otro proyecto entre manos?
Estoy escribiendo mi cuarta novela, sobre una mujer y un hombre que están casados, y que, solo cuando deciden divorciarse, empiezan a conocerse.

Muchas gracias Nieves. Suerte y hasta pronto.

Entrevista Almudena Navarro, la mamá supervendas

El embarazo de Almudena trajo dos niñas… y un éxito en Kindle

Cuando Almudena Navarro supo que estaba embarazada, no imaginaba hasta qué punto esta experiencia cambiaría su vida. Era un embarazo múltiple de alto riesgo, y Almudena, que trabajaba de contable, tuvo que guardar reposo9788499186603 absoluto. ¿Qué hacer con todo ese tiempo tumbada en cama? “Desde pequeña había querido ser escritora, pero era algo tan imposible como ir a la luna: no se te ocurre ni intentarlo porque sabes que no va a suceder, pero te gusta soñar con ello”, explica. Y mientras en ella crecía la vida, Almudena decidió iniciar ese improbable “viaje a la luna”…

“Empecé a maquinar una trama, una idea embrionaria”. Habló con su madre, su tía y sus primas sobre historias de infancia. Pese al reposo, sus hijas nacieron de forma prematura en la semana 28 y una noche, una de las muchas que pasó en el hospital con sus pequeñas, encontró el momento de darle forma a su historia. “Le dije a mi marido que me trajera el portátil y me puse a escribir”. Y ya no paró.

 “Mi terapia era escribir”

portada-amazon-la-alejandrc3ada-olvidada1“Escribía por las noches, entre los huecos a la hora de comer… Recuerdo que las enfermeras me miraban con cara de decir: ‘Esta pobre madre necesita un poco de terapia’. Y mi terapia era escribir. Pensaba que cuando mis hijas fueran mayores, les diría que esta novela está dedicada a ellas”. Así nació La alcoba escondida, una historia familiar costumbrista ambientada en un pueblo de La Mancha durante la Segunda República.

Tras leer a varios autores auto-publicados en Amazon, la joven madre decidió seguir sus pasos y utilizar la autopublicación para divulgar su historia: “No perdía absolutamente nada, sólo podía ganar”. Hasta la fecha ha escrito La alcoba escondida y La Alejandría olvidada.

Hoy Almudena, que sigue escribiendo mientras sus hijas están en el cole, ha vendido miles de ejemplares y prepara ya su tercera novela, así como la adaptación teatral de una de ellas. Incluso tras su éxito entre los lectores de Amazon, Roca Editorial publicó su primer libro en papel. “Es increíble que desde mi casa en Rocafort (Valencia) haya llegado a miles de lectores; tiene algo de surrealista porque hace diez años esto no hubiera sucedido. Todo el mundo dice que hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Pues ahora, con la auto-publicación, lo tercero es más fácil que nunca”.

:: Entrevista Almudena Navarro
:: Los libros de Almudena Navarro en Amazon

Entrevista a Mireia Vancells

Mireia Vancells & EL SECRET DE LA GERMANDA BNMireia Vancells autopublicó El secret de la germandat en 2009 después de presentar el manuscrito a muchísimas editoriales sin resultado. Des de entonces ha vendido más de 7.000 ejemplares. Hemos hablado con ella de su experiencia.

¿Cuándo empieza tu andadura literaria?
Siempre me había gustado escribir, pero fue en el año 2008 -yo tenía 43 años- en que, por circunstancias de la vida, me llegó una idea que arraigó muy profundo en mi mente y en mi corazón, y tuve muchas ganas de trabajarla y explicarla en forma de novela. Escribí Negra memoria en tres meses. Cuando la terminé, noté que había hecho algo que podía acercarse a lo que entendemos por literatura.

¿Por qué decidiste autoeditarte?
Esa primera novela que nació en 2008 la imprimí en folios y la di a leer a amistades y familiares, y a todo el mundo le encantaba, pero tuvo un recorrido penoso cuando intenté publicarla a través de una editorial convencional. La envié a una docena de editoriales catalanas, a una quincena de agencias literarias y la presenté a varios premios. No gané ninguno de esos premios, y las respuestas que me llegaba de las editoriales y de los agentes siempre era la misma: no estamos interesados en publicar la obra de un autor desconocido. Mientras ese proceso doloroso y frustrante tenía lugar, yo tuve muchas dudas sobre si Negra memoria tenía futuro, sobre si mis amistades y familia me habían leído con demasiado cariño, y sobre todo dudas respecto a si lo que yo escribía iba a interesar de verdad a alguien. Se me ocurrió la idea de escribir otra novela, El secret de la germandat,  y autoeditarla en papel para su venta por internet, y en libro electrónico para su descarga gratuita, a ver qué pasaba. Para experimentar, para darme a conocer, en definitiva para probar.

¿Fue fácil para ti?
Desde el punto de vista técnico, autoeditar un libro no tiene dificultad. Hay algunos portales de internet que facilitan esta labor y el proceso no requiere gastos, únicamente el trámite del ISBN tiene un coste y es indispensable para poder vender luego tu libro en papel. El portal Bubok, con el que autopubliqué, se ocupó de este trámite muy rápidamente. Por lo demás, todo es bastante fácil hasta que el libro te llega a las manos. El gran reto entonces es dar a conocer tu obra y difundirla. Eso sí tuvo una notable dificultad.

¿Cuál ha sido tu experiencia?
El secret de la germandat tuvo un gran éxito de lectores. Vendí casi 600 en papel y actualmente llevo más de 6.000 descargas del e-book, lo cual es una heroicidad para una novela en catalán. Estoy feliz de haber autoeditado El secret de la germandat porque con ella pude darme a conocer y ganar lectores y buenas críticas. Siempre daré las gracias por haber tenido la idea, porque a raíz del éxito de El secret… un gran número de lectores están ansiosos por leer más libros míos, cosa que me convierte en apetecible fichaje para cualquier editorial catalana. Ahora soy yo quien elige editor de entre las numerosas ofertas que recibo para mis nuevos trabajos.

¿Cuál crees que es el secreto del éxito de tu novela?
Es histórica y de aventuras y explica una historia con dos narradores que se van alternando, en una trama de muchísima intriga. Todos mis lectores coinciden en que es una novela que engancha, que pide ser devorada, que no se puede dejar porque las ganas de saber constantemente qué pasará te llevan a leerla sin descanso. Eso es lo que me dicen los lectores. Ese mensaje es el que ha generado un potente boca-boca.

¿Te planteas editarla en otros idiomas?
Puede que lo haga, aunque de momento no tengo tiempo de planteármelo.

¿Que es lo mejor y lo peor de autoeditarte?
Lo mejor, la libertad, el hecho de provocar que a tu libro «le pasen cosas», que es para lo que lo has escrito. Consigues controlar tu todo el proceso de principio a fin, no tienes jefes y tienes el mando de la situación. Lo peor es la distribución. La gente todavía va a la librería a preguntar por los libros, no existe, de momento, un canal lo suficientemente popular como para sustituir el tradicional de distribución.

¿Volverías a hacerlo?
No descarto volver a autoeditar. Tengo muchas novelas escritas y a lo mejor autopublico alguna.

¿Después de autoeditarte, has publicado otras novelas con editoriales, no?
En 2013 publiqué por fin Negra memòria con Cossetània, una editorial convencional. La novela está obteniendo tantas ventas que hará falta hacer una segunda edición bien pronto.

¿La autoedición te ha ayudado a publicar con ellas?
Sí, porque una novela que gusta hace que los lectores pregunten por ti en las librerías, porque quieren saber si hay más libros tuyos a la venta. En mi caso puedo aventurar que centenares de personas han ido a una librería a preguntar por mi. Esas peticiones (de tu título, o de ti como autor) pasan a través de un sistema informático a las distribuidoras y a las editoriales, que detectan que hay mercado para un autor en concreto. En este mundo tecnológico en el que vivimos, queda constancia de todo. Eso hace que ahora las editoriales se interesen por mi obra. Ya no soy un autor desconocido, como antes de autoeditar, sino que soy una autora con miles de lectores que quieren volver a disfrutar de ese placer tan íntimo y gratificante, como es que te expliquen una buena historia que te mueva por dentro.

¿Por qué crees que la autoedición está mal vista?
Sí que lo está, aunque cada vez menos. Supongo que porque a las editoriales convencionales no les interesa porque les hace la competencia, y ayudan a crear esa especie de mala reputación. También debe haber mucho libro malo autoeditado, no sé. Recuerdo que, al principio, cuando hube autoeditado El secret de la germandat y me dedicaba a promocionar el libro en la prensa tradicional (emisoras de radio, periódicos, productoras de televisión) me respondían simplemente que no se hacían eco de novelas autoeditadas y ni siquiera se leían un capítulo. Se disculpaban diciendo que las novelas autoeditadas no pasan el filtro de ningún editor. A mi me ofendía un poco esta respuesta, porque antes de que mi novela viese la luz la hice leer a mucha gente, la hice corregir y revisar por una filóloga, y la maquetación y la edición -de las cuales me ocupé personalmente- no tenían nada que envidiar a las de los libros de toda la vida. Afortunadamente hubo medios que sí me dieron una oportunidad, y les estaré eternamente agradecida.

¿Tú lees libros autoeditados?
He leído alguno, sí

 ¿Algún nuevo proyecto a la vista?
Siempre estoy con proyectos nuevos. Cuando termino una novela, siempre tengo la siguiente en mente y en seguida me pongo a escribir un nuevo libro. Mi cabeza y mi creatividad nunca paran.

Gracias Mireia. Hasta Pronto.